Almohadas para lactancia ¡y mucho más!

Cuando hace unos meses comenzamos nuestro proyecto de Guía de compras para madres y padres primerizos, os preguntamos en redes por aquellas compras que os habían resultado más útiles (y por las que no os sirvieron para nada). 

Por cierto, podéis descargar gratuitamente nuestra guía, que es todo un ebook sobre los básicos del embarazo, aquí.

Entre las más mencionadas y valoradas como útiles se encontraba el cojín de lactancia.

Y nos resultó curioso, porque el cojín de lactancia es algo relativamente reciente en el mundo de las compras para el bebé, pero ha sabido hacerse un hueco rápidamente entre los must de la lista de nacimiento.

Las familias más jóvenes reflexionan mucho antes de realizar sus compras, y cada vez gastan menos dinero en cosas poco prácticas, que van a durar poco tiempo o que tienen un único uso. 

cojín de lactancia Jané

Evidentemente, a poco que nos paremos a pensar, nos daremos cuenta de que no es algo totalmente imprescindible: todo el mundo puede dar el pecho a su bebé sin necesidad de utilizar un cojín o almohada especial para hacerlo.

Ahora bien, un elemento que permita colocar al bebé en una postura que la madre encuentre cómoda y que favorezca un agarre adecuado, evitará incómodas e innecesarias molestias musculares. Pero...esa función podría cumplirla cualquier almohada o cojín que haya en casa ¿verdad?

Entonces ¿de dónde viene el éxito rotundo de la almohada de lactancia?

Hemos llegado a la conclusión de que se ha convertido en una de las compras para bebés favoritas de las futuras madres porque es práctico ¡no únicamente para dar el pecho!

almohada de embarazo

Efectivamente, hay muchos modelos diferentes de almohadas o cojines para amamantar, y todos ellos sirven para más cosas.

Hoy hacemos un breve repaso por los diferentes modelos de cojín de lactancia que hay en el mercado, partiendo de las opciones que nos ofrece una marca de nuestras marcas favoritas Jané ¡somos janetistas!

Escribir en tu lista de nacimiento "cojín lactancia Jané" es sinónimo de pedir una almohada de lactancia práctica, de buena calidad, versátil y muy duradera.

Veamos los diferentes modelos:

Almohada embarazo

La almohada de embarazo es uno de los favoritos de nuestras clientas, porque resulta útil y práctico para la madre desde el principio del embarazo.

La posición ideal para el descanso y el sueño durante el embarazo es aquella en la que la madre está tumbada o recostada sobre el lateral (preferentemente sobre el lado derecho). Dicha postura favorece la circulación sanguínea hacia el corazón permite un mejor riego al corazón, los riñones y el útero.

Se trata de un cojín maternal multiposición que facilita el descanso de la madre durante y después del embarazo: se coloca generalmente entre las piernas, y cubre desde la espalda al coxis, eliminando la tensión abdominal y la carga en cervicales, espalda y brazos.

almohada embarazo Jané

Así, se consigue aliviar la presión de la columna vertebral y se mejora la alineación de la cadera, el hombro y la propia columna.

De esta forma, al estar más relajadas y tranquilas, se favorece el sueño profundo y se evitan cambios bruscos en la posición a la hora de dormir.

Una vez que ha nacido el bebé podremos utilizarlo también como un cojín de lactancia convencional, colocando al bebé sobre el mismo de manera que quede más cerca del pecho de la madre y ésta no necesite forzar la postura para darle de mamar.

Cuando el bebé crece, también podemos buscarle diferentes utilidades: antivuelco, elemento para crear espacios seguros y evitar caídas o golpes o incluso elemento de juego.

La almohada de embarazo de Jané mide 193 cm de largo por 20 cm de ancho.

Está disponible en dos preciosos colores (grey land y boho pink), y es desenfundaba, lo que permite lavarla con total comodidad.

almohada embarazo Jané

Cojín de lactancia

El clásico cojín de lactancia también tiene innumerables ventajas.

La almohada de lactancia se ajusta a la cintura de la madre a la perfección y el bebé es colocado sobre él para tomar el pecho, sin que la madre tenga que forzar brazos o cervicales.

Su relleno de bolitas consigue que se amolde y adapte al cuerpo del bebé, que descansa cómodamente sobre él mientras mama.

Existen diferentes posturas en las que el cojín de lactancia puede ser utilizado.

¿Cómo se utiliza el cojín de lactancia?

Las cuatro posturas más utilizadas con el cojín de lactancia son:

1. Postura de cuna

La más habitual. Sentada, se coloca al bebé sobre el cojín en postura horizontal para que mame.

2. Postura de rugby

Sentada, se coloca al bebé sobre el cojín y se pasan sus piernas entre tu brazo.

3. Postura tumbada

Se coloc al cojín sobre el bebé mientras la madre permanece tumbada

4. Postura de cuna cruzada

La madre se coloca sobre el cojín de lactancia y sujeta al bebé con ambos brazos.

posturas cojín de lactancia

Esta clásica almohada de lactancia tiene más usos: por ejemplo, puede ser utilizado como cojín de asiento, una vez que el bebé pueda sentarse por si mismo.

El cojín de lactancia de Jané está confeccionado en algodón suave y tiene una funda extraíble y lavable.

Está disponible en gris con estrellas en negro y en beige con estrellas en blanco.

usos del cojín lactancia Jané

Cojín de lactancia y hamaquita

Una de las últimas incorporaciones al catálogo de cojines de lactancia de Jané: una auténtico "transformer" que permite utilizar el cojín como almohada de embarazo, cojín de lactancia convencional o como sencilla hamaquita para el bebé.

Durante el embarazo, utilizaremos el cojín sin funda, colocado en la postura que vimos en el primer modelo. Es un poquito más corto que la almohada de embarazo, ya que mide 1,50cmx20cm

Más adelante, podremos utilizarlo como cojín para amamantar sobre el colocar al bebé para dar el pecho, como vimos en el segundo modelo.

Sin la funda también puede ser utilizado, como el cojín de lactancia clásico, para formar un asiento seguro en el que colocar el bebé cuando comienza a sentarse por sí mismo.

Pero la originalidad de este modelo viene de la funda con la que podemos cubrirlo para formar una cómoda hamaquita que incluye un arnés de seguridad en el que colocaremos al bebé.

cojín lactancia y hamaquita

Está disponible en dos colores, gris y beige, ambos modelos con motivos de estrellas.

Tanto la funda del cojín como la hamaquita pueden lavarse cómodamente en lavadora.

Esperamos que este breve repaso a los diferentes modelos de cojín lactancia Jané os ayude a decidiros por el que más práctico os resulte.

Y recordad ¡somos janetistas!. Y eso significa que en nuestras tiendas de Granada y Jaén tenemos siempre disponible todo el catálogo de la marca (y si algo se nos agota ¡te lo pedimos!).

Además, realizamos envíos a toda España. 

No lo dudes, contacta con nosotros por redes sociales, teléfono o mail y te atenderemos encantados:  953 281 854 ó 958 411 179 y clientes@tiendasbabys.com